Líderes norirlandesas piden calma tras nuevos disturbios