Puntos sensibles complican cierre de acuerdo México-Ecuador

QUITO (AP) — El banano y el atún, pero sobre todo el camarón ecuatoriano, son los puntos sensibles que dilatan el cierre de un acuerdo comercial entre Ecuador y México debido a la solicitud de los productores mexicanos de que no ingresen a su mercado.

Durante el encuentro que mantuvieron el jueves en México el mandatario anfitrión Andrés Manuel López Obrador y el ecuatoriano Guillermo Lasso coincidieron en la importancia de avanzar en los diálogos.

Según un comunicado conjunto, ambos gobiernos dieron una semana de plazo a sus equipos para establecer “una propuesta de beneficio para los dos países” que permita el “cierre adecuado de la negociación”, en cuanto al banano y camarón. No indicaron más detalles sobre el contenido del acuerdo.

Con miras a fortalecer la relación bilateral, los presidentes también convinieron realizar en 2023 la VII Reunión del Mecanismo de Consulta en Materia de Interés Mutuo México-Ecuador.

La presencia de Lasso en México era crucial para destrabar las negociaciones, según Roberto Aspiazu, vicepresidente de la Cámara Binacional de Comercio Ecuador-México. Aseguró que cuando se genera un bloqueo a nivel de los negociadores técnicos, “tiene que intervenir la instancia política que en este caso será la del presidente (Lasso)”, dijo a The Associated Press.

La estrategia para superar los puntos críticos y que esos productos puedan ser incluidos en el portafolio exportable de Ecuador radicaría en la propuesta de cupos estacionales para que el camarón, el banano y el atún ingresen en fechas específicas, con volúmenes limitados, minimizando el impacto para la industria nacional mexicana, explicaron expertos.

Aspiazu, por ejemplo, afirmó que en cuanto al camarón México es “estacionalmente deficitario” ya que “ellos no producen camarón todo el año”, lo que sumado a la demanda de la industria turística interna concede un espacio para la colocación del marisco ecuatoriano. “Desde ese punto de vista deberían ceder la posición para generar un espacio en las negociaciones que se puedan cerrar”, opinó el directivo.

Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano del Ecuador, consideró que la producción bananera de México se destina en gran parte al consumo interno, lo que deja un margen “de acceso al mercado en el que nuestro banano pueda entrar en una época específica del año, donde México no produce tanto”.

Salazar aseguró que siendo los principales compradores del banano ecuatoriano la Unión Europea, Rusia, Medio Oriente y Estados Unidos, más allá de la representatividad del mercado mexicano “es un tema de no claudicar en principios, porque si se firma un acuerdo comercial es para que la gran parte de los productos y, sobre todo los estrella, puedan ingresar al mercado del acuerdo comercial que se esté negociando”.

Ambos dirigentes empresariales coincidieron en que el objetivo tras al acuerdo con México será la apertura de un mercado mayor que es el de la Alianza del Pacífico, integrada además por Chile, Colombia y Perú.

Si bien los productores y exportadores ecuatorianos se aferran a un optimista cierre del acuerdo en los próximos días, Aspiazu reconoció que “nada está negociado hasta que todo está negociado”. Indicó que el comercio de ida y vuelta entre Ecuador y México es de aproximadamente 1.000 millones de dólares anuales.

Comentó que la relación comercial actual entre ambas naciones está sujeta a un acuerdo de hace 30 años que permite el intercambio de apenas 200 productos por lo que “es hora de tener un instrumento más moderno entre nuestros países".

Mediante un comunicado enviado a AP el presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura de Ecuador, José Camposano, aseguró que un tratado de libre comercio que no consiga el acceso para el principal producto de exportación ecuatoriano como es el camarón “pierde toda relevancia para el país”, pues el objetivo para una “economía pequeña y dolarizada” como la del país andino es el fomento de las exportaciones.

El camarón es el principal producto de exportación no petrolero de Ecuador y genera ingresos por más de 5.000 millones de dólares anuales, según datos de la Cámara de Acuacultura. En cuanto al banano ecuatoriano, hasta agosto de 2022 se exportaron 234,42 millones de cajas, de acuerdo con las cifras de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador.

Los presidentes Lasso y López Obrador se reúnen en México este jueves como parte de una visita oficial en la que el mandatario ecuatoriano aseguró que espera “finiquitar” la última etapa de negociación del tratado de libre comercio.